Nuestras prendas de algodón

algodon-prendas

Nuestras prendas de algodón

Fabricación de estas prendas.

Controlamos nuestra producción desde el inicio hasta el final, y cuando empezamos no existían ningún tejido elastizado, así que nosotros fuimos pioneros. Buscábamos un tejido que funcionara como si fuese una segunda piel, y el tejido elastizado resultó ser un tejido inteligente que, a través de una confección muy estudiada, nos daba un confort excelente.

¿Cuál es el proceso de confección de las prendas ZD en nuestra fábrica?

En el post de hoy vamos a hacer un recorrido que irá desde la preparación de la fibra, de cómo ésta la pasamos a hilatura. De hilatura las convertimos en hilo, y luego lo llevamos a la sala de tejido. Obtenemos dicho tejido, lo pasamos a tintura y acabamos, y entonces ya podemos entrar a la zona de corte.

Las fibras

Las podemos clasificar en naturales o químicas:

  • Naturales (pueden ser de origen vegetal, animal o mineral).
  • Químicas (pueden ser artificiales o sintéticas).

Empezamos por las naturales. Si tomamos la fibra natural mineral veremos que proviene de fibras en auge, que se utilizan sobretodo en tejidos técnicos. La fibra natural animal puede venir de pelos (como la lana) o por secreciones (como la seda natural). Y la fibra natural vegetal, que puede venir de tallos (como el lino), de hojas (como el esparto), de frutos (como el coco), de la salvia (que sería el caucho), o de las semillas (un ejemplo sería el algodón).

Seguimos con las fibras químicas. En cuanto a las artificiales, son restos de productos naturales como puede ser la madera o el bambú, que a través de un proceso químico dan lugar a la fibra. Y luego tendríamos las sintéticas, que son productos ya químicos que, a través de otro producto químico, se obtiene una fibra. Aquí encontraríamos la poliamida, el elastómero, y el poliéster.

¿Qué utilizamos nosotros en ZD? Básicamente el algodón egipcio, el algodón orgánico, y el hilo de soja. Además, para que sean tejidos elásticos, utilizamos el elastán de la marca Lycra. Y para poder tejer este elastán también le añadimos una pequeña proporción de poliamida.

El algodón

Es una fibra que parte de una semilla, es una fibra vegetal 100% que tiene varias procedencias. En la zona de la India, China, Asia está el GOSSYPIUM HERBACIUM, que se vende mucho pero es el que tiene peor calidad, ya que tiene las fibras muy cortas, el color es muy amarillento y el tacto es áspero.
Luego tenemos el GOSSYPIUM HIRSUTUM, que ya es mucho mejor y se produce en la América Central. La fibra ya es bastante más larga, de un color más blanco, y suave al tacto.
Y por último tenemos el GOSSYPIUM BARBARENSE, que es de una calidad extraordinaria y proviene de Egipto. Esta semilla se cultiva en la zona de Perú, y fue el señor Jumel que en el año 1867 cogió la semilla y la llevó a Egipto porque creyó que la climatología era parecida a la zona de Perú. Esto funcionó, y la semilla dio como resultado este algodón excelente.

En ZD hace más de 45 años que consumimos este algodón, pero no todo el mundo puede acceder a un algodón de estas características y el precio es muy caro.

Es un algodón con una fibra muy larga y una gran resistencia a la abrasión y a la rotura, además de un brillo extraordinario, suavidad, y de un color muy blanco.
Una de las cosas más importantes que tiene el algodón es lo que se llama el microner. El microner no puede ser ni demasiado verde, ni demasiado maduro (como las manzanas), tiene que estar en su punto óptimo para que sea un algodón de buena calidad.
La semilla del fruto es la que da la fibrosidad al tejido y se puede recolectar cuando alcanza su grado de madurez ideal, y se puede hacer manual (es la mejor opción, pero también la más cara) o con maquinaria.

Una vez recolectado, se limpian los restos que pueda tener de plantas y demás, se coloca en los pardos (habrá unos más grandes que otros) y ya estará listo para entrar en el proceso de hilatura.

El proceso de hilatura empieza por la línea de apertura, se ponen los pardos y la maquina va mezclando la fibra para que quede lo máximo uniforme posible.
Este hilo cada vez se irá estirando más y quedando más fino, y luego pasa al paso donde se da una mínima torsión para que se pueda hilar.
Solo aquellas fibras que son muy largas pasarán también por el proceso de peinado.

Aun así, siempre hay fibras que sobran y quedan sueltas, y entonces viene el proceso de gaseado para eliminar dichas fibras. Es un paso muy importante, sobretodo si nuestro objetivo es sacar de este hilo un hilo mercerizado.

Nosotros partimos de bobinas muy pequeñas, pero después tenemos que hacer conos muy grandes para la producción. Entonces se cogen varias bobinas y vamos haciendo estos conos.

Los hilos se pueden presentar de varias formas, y para nosotros las más importantes son la primera y la última.
Nosotros trabajamos a un cabo (para slips, camisetas) y a dos cabos (calcetines). El de dos cabos es el doble de fuerte, porque lleva un hilo torcido dos veces y necesitamos que tenga más resistencia.

El hilo mercerizado

Para obtener el mercerizado es necesario trabajar a dos cabos con un hilo de fibra larga que podamos peinar y posteriormente gasear, porque vamos a someter al hilo a un baño de sosa cáustica y a un estiramiento muy fuerte.
Con el baño de sosa cáustica conseguiremos ahuecar la fibra, hacer que por dentro haya muchos espacios vacíos. Y al estirarlo tan fuerte, lo que conseguiremos es un hilo mucho más resistente.

Si comparamos un hilo de algodón normal, con un hilo que haya pasado por el proceso de mercerizado, veremos que el hilo mercerizado tiene un brillo que el otro no tiene.

El nombre de “mercerizado” viene de John Mercer, que hizo esta prueba en el año 1844 y de allí sacó este hilo que hoy en día es tan famoso.

En ZD usamos este hilo mercerizado en el boxer y slip de hilo, y en los pijamas. Y este hilo adopta el nombre de hilo de Escocia.
¿Y qué es el hilo de Escocia? Pues no es más que un nombre comercial que se le ha dado a un hilo mercerizado, que tiene que ser siempre un algodón de óptima cualidad del que podamos hacer dos cabos.
Es un tejido lujoso, suave, y de un tacto excepcional. Y las propiedades básicas de este tejido son que tiene colores más intensos (porque cuando este hilo se tiñe, como está hueco, tiene la capacidad de absorber mucha más tintura), tiene una mayor absorción de la humedad, es más elástico, y es más transpirable.

El algodón orgánico: diferencias con el algodón común

Es un tejido natural sin procesos químicos. Si lo comparamos con el algodón común, veremos que, en este último, el 70% de las semillas muchas veces han sido modificadas genéticamente; y en cambio en el algodón orgánico no hay ninguna modificación, porque llevan un certificado y de ser modificadas no lo obtendrían.
Además, en el cultivo del algodón común se emplean fertilizantes sintéticos, cosa que no pasa en el caso del orgánico.
En el algodón común, los cultivos requieren riegos intensos de agua. A diferencia, en el orgánico se gestiona el uso del agua de forma eficiente gracias al incremento de materia orgánica del suelo.
En cuanto al control de las plagas, en el algodón normal se utilizan pesticidas e insecticidas; y en el otro se utilizan formas naturales como pueden ser los propios insectos (abejas, mariquitas).
En el primero, el hilo y el tejido son blanqueados antes de teñir con productos altamente tóxicos como el cloro, que pueden acabar perjudicando nuestra piel; y en el segundo las tinturas se hacen con tintes naturales.

Además, el algodón orgánico no provoca reacciones alérgicas en la piel, que respira mejor y de forma más natural, y provoca que la persona se siente más cómoda y fresca.

El añadido de la Lycra

Para confeccionar nuestro tejido con estos tipos de algodón, tenemos que añadir algo para que tenga una elasticidad parecida a una segunda piel. En su momento lo buscamos y vimos que apenas existía el elastano (había muy poco y se usaba básicamente en prendas de baño), solamente había dos marcas y decidimos probar con ambas. Después de pruebas, nos dimos cuenta de que la Lycra nos daba más ventajas y mayor garantía. Es por eso que desde entonces estamos trabajando con esta marca en nuestras prendas.

La Lycra tiene una alta resistencia y poder de recuperación (es capaz de extenderse en un 600% de su valor original), y también una gran durabilidad.

Lo que nos pasó al principio es que, en comparación con el algodón, la Lycra es súper fina y a la hora de tejer se rompía. Es por eso que recurrimos a añadir una pequeña porción de poliamida.
Utilizamos la polimiada 66, y la tratamos mediante un texturado, consiguiendo así que no se rompan ni se formen “bolitas” en el tejido.

Clasificación de los tejidos

El tejido no tejido: es de “usar y tirar” y su característica es que son ángulos rectos. Hay muchos hilos, pero uno solo que trama y va haciendo el tejido.

El tejido de género y de punto: está formado por mallas y es muy elástico (cuanto más amplio es el punto, más elástico será), pero no se recupera. Si aquí le ponemos Lycra, por ejemplo, eso hará que sea mucho más elástico, y que además se recupere.

¡Consigue un 10% en tu primera compra suscribiéndote a la Newsletter de Zd!

Idiomas

English

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Ropa inteligente

La ropa inteligente empieza a ser una realidad y la ropa para dormir no es una excepción. La tecnología en nuestros hilos y acabados, más

Leer artículo »

¡Consigue un 10% en tu primera compra suscribiéndote a nuestra newsletter!

Te ofrecemos un 10% descuento:

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10% de descuento en tu próxima compra.

Al introducir tu email aceptas la política de privacidad.