El Algodón Orgánico y sus beneficios

algodon-organico

El Algodón Orgánico y sus beneficios

Te explicamos las propiedades de este tejido tan preciado.

¿Nos podemos imaginar un tejido realizado con el algodón más excelente del mundo, que se adapta totalmente a la anatomía del cuerpo humano? ¿Que lo envuelve suavemente con gran frescura y confort, y está dotado de una gran elasticidad que permite la fusión de este tejido con uno mismo, comportándose como si fuera una segunda piel? ¿Y si, además, fuera respetuoso con el medio ambiente?

Pues sí, existe un tejido que puede hacerlo y que va a proporcionarte una gran delicia a su piel. Este es el ALGODÓN ORGÁNICO.

Pero, cuando hablamos de Algodón Orgánico, ¿a qué tipo de algodón nos estamos refiriendo?

Te lo explicamos

El algodón es una fibra natural de origen vegetal y su fibra nace de la propia semilla de la planta. Es la mejor semilla que existe, la “GOSSYPIUM BARBARENSE”, y una de las mejores zonas donde puede crecer y desarrollarse es en Egipto, adoptando la denominación de GIZA.

¿Cuál es el proceso?

Esta semilla crece y se desarrolla en el microclima especial de toda la rivera del río Nilo. Entre junio y septiembre se produce un desbordamiento de este río a causa de las fuertes lluvias, y toda su rivera queda anegada en sus aguas.
Cuando el río vuelve a su cauce normal, la tierra queda totalmente fertilizada a través de un limo de color negro. Es por eso que desde la época de los faraones a esta zona de Egipto también se le llama Kemet, que significa tierra negra, en referencia al color este limo. Cuando esto se produce, a partir de octubre, las semillas del algodón son plantadas en esta tierra fértil. Y, junto a la climatología especial de esta zona, estas semillas se desarrollarán y darán cómo fruto este algodón tan apreciado en el mundo.

Para que el algodón que se cultiva crezca y se desarrolle de forma correcta necesita una gran cantidad de agua para sus riegos y, lo que no había sido ningún problema hasta hace bien poco, sí lo es ahora. La población mundial ha crecido de forma exponencial en los últimos años, en el año 1960 éramos 3.600 millones de personas en todo el planeta, y ahora en el 2020 ya somos 7.800. Es por eso que el agua cada vez es un bien más escaso y se multiplica su déficit en las grandes épocas de sequía, que son cada vez mayores debido al cambio climático.

Esto conlleva también una mayor cantidad de plagas que atacan las plantaciones de algodón, volviéndose éstas cada vez más resistentes a los insecticidas, pesticidas y fungicidas. Y dando lugar a la modificación genética de las semillas y a la utilización de fertilizantes sintéticos. El resultado provoca que el algodón cultivado de forma tradicional resulte muy poco ecológico e insostenible para nuestro planeta y ecosistema actual.

Es principalmente por este motivo que nacen en los tiempos actuales los conceptos de  orgánico, ecológico y biológico.

¿Y qué beneficios aporta este tejido?

El Algodón Orgánico, a diferencia del algodón tradicional, se nutre del agua de la lluvia que se gestiona de forma eficiente, gracias a un incremento de materia orgánica en el suelo. Las semillas de este algodón no se modifican genéticamente y los fertilizantes que se usan en su cultivo son totalmente orgánicos y naturales (polvo de roca, humus). No se utilizan productos químicos para el control de plagas, sino que se utilizan insectos depredadores para éstas, como las mariquitas y las abejas.

Los tejidos que se fabrican con algodón orgánico no utilizan blanqueadores antes de teñir (cloro) ni productos químicos (procedentes del cobre, cromo y zinc). El teñido de los tejidos realizados con este tipo de algodón se efectúa con tintes naturales.

La piel humana es un órgano muy poroso, por este motivo absorbe con facilidad las sustancias que están en contacto con ella. El tejido de algodón orgánico, al no contener ningún tipo de sustancias tóxicas, no causa problemas en la piel ni reacciones alérgicas, por lo cual la piel transpira mejor, de forma mucho más natural y sintiéndose más fresca.

El algodón orgánico, además, resulta mucho más suave que el algodón común y esto provoca que la persona que lo usa se sienta más cómoda.

 

¿Y en cuanto a la certificación?

Muchos protocolos regulan la producción de algodón orgánico, siguiendo unas normas de trazabilidad muy estrictas. Se controlan la producción de los campos, a fin de que cumplan con todos los procesos de cultivo y recolección establecidos. Se controla la fibra, la hilatura, las salas de producción del tejido, los tintes y acabados, el corte y la confección de las prendas. Es decir, todo el proceso queda regulado, desde el cultivo de la semilla, hasta la prenda que se pondrá a disposición del consumidor. También vela por un salario justo y las condiciones de trabajo adecuadas en cada uno de los pasos antes descritos.

Una serie de certificaciones avalan que todo este proceso se cumpla, siendo el más importante el certificado GOTS (la norma textil orgánica global), el cual garantiza que en toda la cadena textil se han seguido los criterios establecidos, tanto sociales como ecológicos.

certificado-algodon-organico

Usando Algodón Orgánico en nuestras prendas interiores contribuimos a nuestro bienestar y al de nuestro planeta Tierra, y también a la conservación del medio ambiente.

En nuestras prendas confeccionadas con ALGODÓN ORGÁNICO elastizado, encontrará una comodidad y suavidad excelentes. Al no contener sustancias tóxicas, su piel transpirará mejor y esto hará que se sienta más fresco.

¿Se atreve ya a probar nuestras prendas interiores confeccionadas con algodón orgánico?

 

Newsletter

Idiomas

English

Síguenos

Facebook

Artículos relacionados

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue un 10% suscribiéndote a nuestra newletter

Síguenos en Instagram:

Te ofrecemos un 10% descuento:

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10% de descuento en tu próxima compra.

Al introducir tu email aceptas la política de privacidad.